NOTAS

Nota en la Revista Uno Mismo
Julio 2013









______________________________________

Software divino
El ensueño como camino de conocimiento


En las primeras décadas del siglo XX, un ingeniero llamado Robert Desoille creó un método para desbloquear el inconciente, basado en la capacidad de imaginar. Con el nombre de Ensueño Dirigido, la técnica fue redescubierta y desarrollada hacia la segunda mitad del siglo pasado. Alejandro Comotti, astrólogo, instructor de yoga y coordinador del Centro Prema, quien trabaja con el método desde hace 18 años, explica: “Si comparamos el cerebro con una computadora, podríamos decir que tenemos una suerte de software muy sofisticado con una lógica depurada. Sin duda, hay una inteligencia superior detrás de todo esto y lo que hemos hecho en este siglo de indagación fue tratar de entender al programador y encontrar el sistema que sacara a la luz cómo funciona nuestra memoria y como influye en nuestra conducta”.

Comotti descubrió la técnica mientras estudiaba astrología: “Después de varios años buscando estudiar y trabajar en algo que me apasionara, a los 25 años llegué por curiosidad a una entrevista astrológica y quedé asombrado al ver que alguien parecía conocerme más que yo mismo; así me sumergí en el estudio e investigación de este arte. Sin embargo, el hecho de que haya un lugar donde está escrito lo que te va a pasar nunca me cerró y esa es la mayor expectativa que tiene la gente sobre la astrología. Mientras estudiaba comencé a hacer prácticas y a recibir consultantes y sentí que las personas, lejos de resolver, frente a su carta natal quedaban como hechizadas, con una visión de sus vidas que aun siendo prometedora, no podían vivir ni resolver. En una clase, el profesor a cargo contó como había resuelto una consulta utilizando el ensueño y quedé nuevamente fascinado. ¡Era la combinación perfecta! El mapa natal para ver el fondo de la psique del consultante, y el ensueño para deshacer las trabas que permitan conectar con el plan que sí subyace en la carta natal. Así comenzó el camino en el que hoy trabajo, estudio e investigo apasionadamente.

- ¿De qué forma intervienen los astros en la estructura psíquica?
- La astrología nos muestra, a partir de la carta natal, patrones de la conducta y de la conformación del yo de una manera bastante precisa, y también nos permite ver los desórdenes, las disonancias. La persona aportará el relato de su historia, y el mapa astrológico es para mí como una radiografía que muestra algo más detrás de ese cuento y da mayor precisión a la hora de acompañar en el trabajo del ensueño.

 - ¿Qué información surge durante un ensueño dirigido?
En el cuento que creamos en una sesión a partir de un símbolo surge mucha información que la persona tiene guardada en el plano inconsciente y, en la medida en que empezamos a indagar, detrás del símbolo va surgiendo la historia de la persona. Lo transformador del ensueño dirigido es que permite acceder a la memoria para ordenarla y resignificarla, una forma de reordenar los archivos y darle otra lógica. Y cuando una persona tiene esa memoria “reacomodada”, piensa, siente y es de otra manera; empieza a transformarse y a rearmar su mirada de sí mismo y de la vida.
- ¿Por qué es necesario reordenar la memoria?
- Hay un plan de vida que en un momento queda distorsionado por las relaciones con la familia o las situaciones de vida. Uno sale de la infancia enredado en la visión de la vida de los padres, quienes desde el amor, el cuidado, los límites y las metas transmiten sus propias leyes que contienen, pero también limitan. Generalmente, cuando se trabaja con el ensueño, una de las pautas claves es ayudar a la persona a deshacerse de las leyes antiguas y armar la propia ley, como una suerte de re-start.
-¿Qué es la propia ley?
- Un símbolo típico del ensueño es la espada, que representa la fuerza, lo masculino, los desafíos, la capacidad y la agresividad de una persona, y detrás de todo esto viene asociada la figura del padre y de los hombres importantes del entorno, con su propia idea o ley acerca de esto. A partir del ensueño, la persona se vincula con esa espada que generalmente tiene la tónica de lo que vivió en ese ambiente primario: puede ser una espada muy grande, difícil de llevar, la arrastra, no la lleva dignamente, etc. Y sobre el final del cuento, la espada es otra, más liviana, más brillante, la puede manejar mejor, cobra otro valor. Cambia el símbolo, cambia la sensación interna y cambia la ley para esa persona. Aparecen las verdaderas cualidades del ser, que a mi entender son las del plan original con el que llegó a la vida.

- ¿Existe una cantidad establecida de símbolos?
- No, hay símbolos que en el tiempo he encontrado y no estaban dentro del esquema original de Desoille. Por ejemplo, no hubo en mi aprendizaje el trabajo con símbolos como una flor o una estrella y como los encontré tantas veces, lo empecé a emplear y resultó muy productivo. Hay una serie de símbolos que suelen recorrer una indagación básica de aquello que está oculto u olvidado. Y otros se repiten indagando los mismos temas: la escalera básicamente revisa el mundo secreto y primario; la espada, lo masculino, y la copa, lo femenino; las profundidades del mar vuelven sobre el inconsciente profundo; y la bruja y el ogro permiten indagar las cuestiones de género en los mitos ancestrales de la familia. Se van liberando capas del inconsciente y se produce un afloramiento, un empezar a andar con más conciencia, un “ya entendí”. Y, especialmente, resolver los niveles más lastimados de la conciencia en términos masculino y femenino suelen ser las situaciones más liberadoras.
- Una vez que la persona descubre estas cuestiones internas, ¿ya no vuelve atrás?
- Durante el ensueño se activa un recurso básico de la mente, el “sentido común”, una inteligencia vital, y la persona comienza a accionar más creativamente, se adueña de su vida y encuentra las formas, las soluciones, los recorridos. En la maduración de un tratamiento con ensueño comienza a atraer a su vida las cosas que necesita y encuentra otras formas para seguir creciendo sin detenerse a indagar técnicamente en su interior. El ensueño es una técnica de autoconocimiento, confronta a la persona consigo misma; ésta descubre su propio material, porque el ensueño no es conductista y está basado en la cualidad de imaginar de cada uno. En este cuento hay un montón de información sobre ella, y cuando entiende ese material se entiende a sí misma y descubre que las claves para la solución de conflictos profundos están dentro de ella. Volviendo a la idea del software, sería como decir que uno lleva dentro de sí el antivirus perfecto.
-  ¿Como si se tratase de una suerte de iniciación?
- El ensueño ayuda a recorrer los primeros pasos de un proceso evolutivo para abordar el primer eslabón de la vida espiritual, que es el encuentro con el cielo natal, el programa de  nuestro ser profundo o alma. Y cuando uno empieza a operar desde allí, se inicia otra aventura en la cual nadie se queja; puede doler la vida, puede no gustar por momentos, pero tiene otra dinámica. Uno ya no se siente detenido, y por más que esté sufriendo, siente lo que está pasando, lo acepta, lo vive, y en el mejor de los casos, lo repara. Y si lo hace bien, la vida va bien, por cualquier camino.

En el 2010
Alejandro Comotti comenzó a dictar cursos de "Formación en Ensueño Dirigido"
a personas interesadas en experimentar y formarse en esta Técnica de Avanzada.

Infórmese de próximas fechas que serán publicadas en este blog.